martes, 13 de agosto de 2013

Senderismo El Gorgel y GR92

     
Comienzo esta nueva ruta de senderismo en un pequeño aparcamiento a la derecha, en la carretera que va de La Esperanza a Portmán (N-345), poco antes del kilómetro 5.

De allí sale un camino que baja hasta un antiguo lavadero de mineral y la rambla del Avenque. En la bajada veo una pequeña cueva en la pared rocosa de la montaña. Por supuesto que el lavadero está todo en ruinas y aún conserva alguna maquinaria. Lo más curioso y bonito de este lugar son unos arcos de piedra que forman un puente, por encima y por debajo del cual pasa el camino de tierra que lleva a la cala de El Gorgel.

Me extraña ver un coche subir por este camino hacia donde yo estoy, porque pensaba que era poco transitado y por la hora que es (las 7 de la mañana, que apenas ha salido el sol), pero tardo poco en comprobar que estaba equivocado, pues son varios los coches que me cruzo antes de llegar a la playa.

Sigo entonces por este camino de tierra que va junto a la rambla del Avenque y por el que abundan las cañas y las palmeras y varias cuevas en lo alto del monte. En poco tiempo llego a la playa que, también para mi sorpresa, está llena de gente y coches. Parece que han pasado la noche allí, pues hay muchas tiendas de campaña y también muchas cañas de pescar junto a la orilla del mar (no sé con qué éxito). También hay actividad y gente en las muchas casas y barracas que hay junto a la playa y el monte. Hay incluso una plaza con una "estatua" de un barco con su mástil. Parece ser un poblado "en condiciones" similar al de La Algameca, aunque aquí las casas están menos aglomeradas, pues hay más espacio.

Tras recorrer la playa desde Este (donde hay una gran cueva en la roca) a Oeste, me dispongo a iniciar la ascensión por el cabezo hacia la Punta Escucha. Quiero seguir una senda que he dibujado desde la vista satélite del Google Earth. La ruta prevista pasa cerca de los acantilados y después parece que se acabe y tendría que subir monte a través hasta alcanzar la otra senda que va más alta, que es el GR-92.

Localizo la senda y empiezo a ascender; pasa muy cerca del acantilado en algunos tramos. Hay una cueva a la que me asomo pero no paso (algo más arriba hay otra cueva). Pero llega un momento en que la senda se pierde por la mucha vegetación que hay (o soy yo el que la pierdo, no sé). Y en vista de que ya no voy a seguir la senda baja junto a los acantilados que ví en el mapa, decido subir para alcanzar el GR.

Y vengo a hacerlo seguramente por el peor punto (aunque todo estaba igual de malo): mucha vegetación (sobre todo altos espartos y arbustos espinosos) y rocas; alguna trepada pequeña tuve también que hacer hasta que al final alcanzo la senda, en un pequeño collado. Iba a volver por ella hacia el cuartel de carabineros, a mi derecha,  pero pensándolo mejor, decido bajar hacia la costa para ver dónde lleva.

Al comienzo no hay ninguna indicación y la senda está medio tapada por la vegetación (probablemente no pase mucha gente por aquí). Hay un pequeño refugio a unos metros de la senda pero no sé si es para personas, pues es muy pequeño. Sigo bajando por la senda y ya empiezo a ver señales de GR y a veces bastante frecuentes ¡¡ menos mal !! ya estaba pensando que no era la senda que creía.

Decido seguir un poco más, hasta llegar a un cabo en la costa, para ver lo que hay a la vuelta, y menos mal que lo hice porque lo que hay es... el "famoso" paso sobre troncos sobre el precipicio agarrado a un cable de acero en la pared de la montaña. Lo había visto en fotos y sabía que estaba por aquí, pero no sabía el sitio exacto. Así que me dirijo hacia él y al pasarlo a uno y otro lado compruebo que no es tan difícil de cruzar como parecía y además, uno de los travesaños es una viga metálica firmemente fijada a la roca, por lo que te da más seguridad; y son sólo 2 ó 3 metros.

Desde aquí veo a la derecha un curioso agujero en la roca y a mi izquierda otro pequeño refugio, algo más bajo que la senda. Inicio el regreso y lo primero que hago es bajar hasta este refugio, que sigue siendo tan pequeño como el anterior, por lo que sigo dudando si será para personas o cuál será su utilidad.

Vuelvo por la senda hasta el collado en donde la empezé y ahora sí que sigo hacia el Norte. A la derecha, abajo, queda el antiguo cuartel al que se puede bajar por una senda desde  una casa en ruinas que tengo enfrente, pero mi idea es otra. Sigo hacia la izquierda y enseguida la senda se transforma en camino. Me acerco a ver un aljibe para recoger las aguas de lluvia aunque no veo si tiene o no agua. Sigo por el camino y al llegar al cruce sigo por la derecha, rodeando el monte, con el fin de llegar al cuartel por el otro lado, el lado Norte.

Tras una pequeña bajada llego a este antiguo cuartel de carabineros, ahora en ruinas (sé que es de carabineros por un cartel roto que hay en el suelo). Lo recorro por dentro por donde se puede pues hay mucha vegetación en su interior. Hay un gran pozo en el patio interior que supongo que sería en su día la fosa séptica, ahora llena de basura (bueno, llena no, porque es bastante profunda y grande).

Tras esta visita vuelvo por el camino por el que he venido hasta llegar al cruce de antes y ahora tomo a la derecha, en dirección a la carretera MU-320 Hay muchas gaviotas sobrevolando esta zona, procedentes del cercano vertedero de basuras. Desde este camino veo mi conocido pico de La Porpuz, junto a las torres y chimenas de la Refinería y al otro lado la Morra Alta, en los Picos de Barrionuevo.

Al llegar a la carretera asfaltada, comienza la peor parte del recorrido: sol de frente, asfalto y... mucha peste, procedente de la Planta Transformadora de Residuos Sólidos, frente a la cual no tardo en pasar: una estación de biogás para aprovecharlo en  producir energía, mucha, mucha basura y camiones entrando y saliendo, a pesar de ser domingo.

Poco más adelante están las casas de El Gorgel, a la izquierda de la carretera. Hay un letrero de "Se vende" y no me extraña pues ¿quién querría vivir aquí rodeado de basura y peste?. Aquí es donde había hace muchos años un ermitaño (no sé si aún está pues yo no veo a nadie aunque sí hay un perro, afortunadamente tras una valla). Hay restos con motivos religiosos y frases pintadas en las rocas que supongo hizo este hombre. Veo un poco todo esto y subo hasta la entrada de una mina cercana. Me sorprenden dos disparos cercanos y poco más adelante veo su autor que está enmedio del monte, un poco por encima mía. Así que doy la vuelta no vaya a ser que algún conejo se interponga entre su escopeta y yo.

De estas casas sale el camino de tierra a la derecha que baja hasta la playa y que es el que tomo para volver primero hasta el lavadero y luego, por el otro camino, hasta el coche.

Para completar un poco el recorrido, me acerco hasta la mina Obdulia, cruzando un túnel en la roca. Me asomo al pozo de entrada a la mina (hasta donde se puede ver) y veo más o menos por dónde se podría bajar hasta la playa desde aquí, ruta que dejo para otra ocasión.






Altitudes: Salida:  128 mts;  Máxima: 146 (146) . mínima: 2 ;  media: 88 .
Pendiente  Máxima: 45.2 %. Media:  8.7 % . Desnivel acum.: 344
Distancia:  11,69 ktms.