domingo, 9 de marzo de 2014

Senderismo por El Calvario y San Julian

Seguimos el recorrido parcialmente de la Ruta de las Fortalezas (RDLF) porque algunos componentes del grupo están apuntados para realizar esta prueba el 5 de Abril y quieren conocer esta parte del recorrido antes.

Comenzamos en Santa Lucía, en las inmediaciones de la grúa Sansón y del muelle de contenedores. En el día de la RDLF, ya llevarán al pasar por aquí más de un kilómetro de recorrido.

Atravesamos la autovía, junto a la rotonda de la grúa, pasamos la gasolinera y nos dirijimos a la derecha, hacia Lo Campano. Atravesada la población, dejamos a la derecha la carretera que va al Cementerio de Los Remedios y nos dirijimos por la izquierda, en dirección a El Calvario.

Dejamos la pista y seguimos subiendo por la senda del Via Crucis. Le digo a mis compañeros que aprovechen y vean el paisaje porque el día de la RDLF, con cerca de 4000 personas subiendo agrupadas por aquí (porque aún irán agrupados ya que está cerca de la salida), van a ver muy poco, sólo a la gente que lleven delante.

LLegamos a la Ermita del Calvario y nos entretenemos un poco haciendo una visita (cosa que ese día no podrán hacer).

La idea inicial era hacer el recorrido de la RDLF completo, por lo que ahora toca bajar por la pista de hormigón y carretera hasta el Cementerio de Los Remedios, Lo Campano y hacia el transformador junto a la carretera de La Cortina para iniciar la ascensión a San Julián por la carretera que sale de ese punto.

Pero digo que esa era la idea inicial pues estando aquí decidimos cambiar y llegar hasta San Julián por lo directo, es decir, por la senda que, por los montes, une estas dos cumbres. Con ello acortamos la ruta unos 5 kilómetros; desde aquí arriba les indico cuál será la ruta de ese día pues podemos ver el trazado de los caminos.

En esta corta travesía entre montes nos sorprende una pequeña llovizna que, por la Ley de Murphi, cuando nos hemos puesto el chubasquero termina tan súbitamente como empezó y vuelve a salir el sol.

Otro corto paseo por el interior del Castillo de San Julián y la Batería del General Ordóñez, ahora ya sin prisas puesto que, con el recorte, tenemos como una hora más de tiempo.

La bajada sí la hacemos por el trazado de la RDLF, es decir, empezamos por la carretera y, llegando a una curva muy cerrada a la derecha, nos desviamos por un camino que sale a la izquierda (cerrado a los coches con unas enormes piedras) y que poco después dejamos para tomar una senda que sale a la derecha y comienza a bajar.

La senda nos lleva hasta el camino que va por la Batería de Trincabotijas Alta y, siguiendo por este camino, pasamos por la otra batería de Trincabotijas Baja hasta llegar finalmente a Cala Cortina.

Desde aquí, seguimos por el paseo peatonal que evita el túnel de la carretera, donde intentamos ver si queda alguna farola operativa, pero no tenemos suerte: absolutamente todas las farolas con luces led y alimentación solar están rotas (y mira que hay bastantes).

Volvemos por la carretera de asfalto, junto a las baterías, luego los muelles de carga, junto a la grúa Sansón y llegamos al punto de comienzo, en Santa Lucía.







Altitudes: Salida:  3 mts;  Máxima: 301 (296). mínima: 3 ;  media: 107.
Pendiente  Máxima: 46,9%. Media: 8,5%. Desnivel acum.: 369
Distancia:  10,6 ktms.