viernes, 23 de agosto de 2013

Senderismo por las calas de Atamaria

En pleno verano que estamos, ¡¡ qué mejor podemos hacer que pasear junto al mar !!; y eso es lo que ha tenido en abundancia la ruta de hoy aunque no le han faltado otros ingredientes como monte, campo y ciudad.

El punto de partida es La Fuente Grande de los Belones, punto ya conocido de otras varias excursiones. Allí coincido con otras dos personas que dicen iban a correr hasta Cenizas por el GR92 y volver.

Comienzo por el camino que sigue por la derecha de La Fuente, rodeando el cabezo del mismo nombre, en dirección Oeste. A la derecha quedan las casas de Los Huncos y a la izquierda, en lo alto, se recorta la silueta del antiguo Cuartel, ahora reformado, contra la ladera occidental del Monte de La Fuente, aún medio en penumbra pues el sol aún no acaba de salir.


Dejo a la izquierda el camino indicado como PR1, que se dirije hacia las playas de Calblanque y sigo de frente hasta enlazar con el GR92 en dirección a las calas y a Atamaría.

Lo más cómodo hubiera sido seguir este sendero, pero no lo más bonito, pues el sendero GR92 pasa retirado de la costa y mi intención es seguir la línea costera, visitando todas las calas que sean accesibles. Por ello, dejo el sendero y bajo hacia la primera de las calas, la Cala de Huncos. Para mi sorpresa, ésto está lleno de sendas (de hecho, casi todo el recorrido lo hago por sendas) pues estoy seguro que serán muchas las personas que visitan estos preciosos parajes y mantienen las sendas transitables.

Mis compañeras de hoy son las cigarras (aquí las llamamos "chicharras"): han sido innumerables las que han ido saliendo de entre los matorrales a mi paso, durante todo el trayecto, incluso una se para en mi camiseta.

Cala de Huncos, una cala pequeña de fina arena, con una extraña construcción circular (como un refugio) en la orilla y otra pequeña cala al Oeste, donde hay una pequeña cueva.

Ahora toca subir un poco por las rocas y la senda, por la orilla de la costa rocosa, hasta llegar a la siguiente cala: Cala de Las Mulas. Ésta es más larga que la anterior, también con una arena fina estupenda. En algún tramo hay que esperar que las olas se retiren para pasar y no mojarte las zapatillas.

De nuevo toca subir un poco. Desde aquí arriba se ve alguna cala rocosa y menos llamativa. Esta vez el tramo que hay que pasar por las sendas y rocas es más largo, hasta llegar a la siguiente cala, pero los paisajes de la costa rocosa donde rompen las olas merece la pena también verlos desde lo alto.

Antes de llegar a la cala, desde aquí arriba se pueden apreciar unos bonitos y curiosos agujeros en las rocas de la orilla. Y la cala, la Cala del Cuervo, preciosa como las anteriores; de nuevo la fina arena bañada por las olas. Ésta es más ancha (hay más espacio entre las rocas y la orilla del mar) aunque no tan larga como la de Las Mulas. Y ya llevamos 3 calas.

Otra nueva subidita pequeña, siguiendo lo más cercano posible a la línea costera, para visitar la siguiente cala de la lista; en los mapas no tiene nombre pero parece ser que la llaman la Cala de Las Cañas. Otra solitaria cala a la que se accede, parece ser, por una senda desde el poblado de Atamaría (que, por cierto, desde aquí abajo lo único que se ve de él es una grúa de construcción que luego descubro que es de un enorme chalet que está a medio construir).

De nuevo otra subidita y bajada a la siguiente cala; esto ya se está volviendo repetitivo. Ahora estoy en la Cala de La Golera, la quinta cala, que hace bueno el dicho popular de que "no hay quinta mala" y ya la penúltima que voy a visitar.

Ahora sí hay un largo tramo por la costa rocosa, ya por zona de acantilados. Una empinada subida por una senda y luego bajada, para llegar a la Punta de Loma Larga (aunque quizás se podría haber pasado por las rocas, a media altura). Mirando a levante vemos todas las colas y zona costera por la que hemos pasado y más lejos aún, las playas de Calblanque, en donde destaca el cabezo del Atalayón. Hacia el Oeste se ve la costa hasta Cabo Negrete y el Monte de las Cenizas.

Pero mucho más cerca, se ve la última cala que voy a visitar: la Cala del Barco, a la que bajo por una senda por el monte que termina junto al bar y la zona de aseos que hay en esta  cala. Y es que ésta no es para nada desierta como las anteriores sino que está bien equipada para los turistas que llegan aquí por un amplio camino desde Atamaría. Supongo que la mayoría serán los que viven en este turístico resort (y también supongo que la mayoría serán ingleses y alemanes).

En la playa, un montón de tumbonas para tomar el sol y algunas personas ya por aquí tan temprano. Aquí sí paro un buen rato para disfrutar un poco del agua y de la playa. Sin embargo, esta playa es más pedregosa y no tiene la fina arena que tenían cualquiera de las calas por las que he pasado: para mí es la peor de todas.


Tras la parada, toca subir por el camino de tierra y a pleno sol (menos un trocito que aún le daba la sombra del monte) hasta llegar al residencial de Atamaría o La Manga Campo de Golf. Poco antes de llegar arriba, a la derecha, desemboca el GR92 que viene de la zona de las calas y luego continúa hacia el Monte de las Cenizas. Lo primero que me encuentro en la urbanización: la grúa y el chalet a medio construir. Lo siguiente que me encuentro, un montón de chalets y urbanizaciones de lujo a uno y otro lado de la carretera... y más allá.

Para ponerte un poco "los dientes largos" (como solemos decir aquí), merece la pena recorrer despacio toda esta zona, llena de lujosos apartamentos y chalets. Y llego a la salida de la urbanización, por una puerta cerrada aunque tiene un paso para peatones y un montón de avisos de que es una zona vigilada y protegida. La puerta separa dos mundos opuestos: de un lado, todo verde y lujoso; de otro un campo árido de secano y un camino, que es el que sigo.

El camino pasa junto a las ruinas de la Casa de los Cegarras y junto a otros chalets y casas de campo ni mucho menos en ruinas, las casas de Los Huncos, hasta volver de nuevo al camino por el que pasé esta mañana y que vuelve hasta La Fuente, que ahora sí está llena de coches y algunas personas.






Altitudes: Salida:  90 mts;  Máxima: 133 (139) . mínima: 0 ;  media: 61 .
Pendiente  Máxima: 27.3 %. Media:  9.8 % . Desnivel acum.: 420
Distancia:  11,00 ktms.