domingo, 10 de marzo de 2013

Senderismo Senda de San José MU49



Hoy vamos a cambiar las montañas cartageneras por las montañas murcianas, donde existen muchas sendas y caminos por recorrer y descubrir, con cumbres superiores a las que encontramos por Cartagena.

Y digo vamos porque, a diferencia de otras rutas por Cartagena que las hago en solitario, para hacer ésta (y otras que espero hagamos en el futuro) nos hemos juntado un grupito reducido (de momento) de personas con ganas de andar y subir monte.

Pues bien, esta ruta recorre el sendero de pequeño recorrido MU-49, comenzando en San José de la Vega  y llega hasta la Cresta del Gallo.


Empezamos en un pequeño descampado donde dejamos los coches, junto a una puerta que da acceso al camino y un indicador del nombre del sendero. El camino es una pista ancha de tierra con suave ascensión. Al poco de salir, vemos enfrente las cumbres de El Puntarrón y El Miravete (que mis compañeros de viaje subieron recientemente).

Tras un recorrido de unos  1.700 metros, dejamos la pista de tierra para tomar una senda que sale a la derecha. Esta senda está algo más empinada que el camino que hemos seguido hasta ahora. Es estrecha y está bien señalizada con las marcas del PR.

Por ella llegamos hasta la explanada de la Cresta del Gallo, con su mirador, donde tenemos unas estupendas vistas de la ciudad de Murcia. Sólo que con las fuertes rachas de viento fresco que hay esta tarde no podemos estar mucho tiempo (y además no podemos entretenermos mucho, para estar de vuelta antes de anochecer).

El otro lugar de interés que se contempla desde aquí, en dirección contraria a la ciudad de Murcia, son las enormes paredes de La Panocha, punto de encuentro de escaladores que vienen de todas partes a hacer prácticas en este macizo rocoso. Un miembro del grupo, que conoce bien la zona, nos cuenta que en un lugar de estas paredes hay una imagen de una virgen (que quizás puso allí algún escalador), pero desde aquí abajo no se aprecia.

Tras esta corta parada seguimos hacia el oeste por la explanada y los pinos por otra senda (apenas visible en algunos sitios) que va a parar de nuevo a una pista ancha de tierra. Seguimos por esta pista, que empieza a descender hacia el oeste (parece que nos estamos alejando de donde están los coches) para enseguida cambiar de dirección hacia el este.

Desde este punto, las mejores vistas son del Cabezo Gordo hasta el Mar Menor y las montañas de Cartagena y, mucho más cerca, las paredes de la muralla de King Kong (no, el gran mono no lo vemos por ningún lado)  y por el Este, los Mamellones, que quizás visitemos algún día.

El camino pasa junto a la ladera sur de La Panocha, con sus imponentes paredes rocosas de más de 100 metros de altura. A nuestra derecha, lo que antes se llamaba el "paisaje lunar" por ser inóspito y sin vegetación, pero que ahora está repoblado y verdoso. Pero seguirá siendo siempre "el paisaje lunar", para entendernos.

En algunos puntos se ven desprendimientos de rocas de las paredes de la montaña. En otra enorme roca junto al camino, algún "artista" la ha transformado en una simpática cara no sé si humana o de animal. Hay hasta un pequeño "portal de Belén" (aunque ya hace tiempo que pasaron las Navidades. También nos encontramos bastantes ciclistas, en ambas direcciones.

Llegamos al punto donde nos desviamos por la senda, a la subida y continuamos por tanto por el mismo camino que empezamos a subir. Ahora se ve mejor el Puntarrón y Miravete, con el sol del atardecer dándole de lleno en sus escarpadas pendientes.

Enseguida llegamos de nuevo a la explanada de comienzo y fin de esta ruta que ha resultado corta y de poca dificultad, muy aconsejable.





Altitudes: Salida:  114 mts;  Máxima: 443 mts. mínima: 114 mts. ;  media: 307 mts.
Pendiente  Máxima: 41.9 %. Media:  12.0 %
Distancia:  9.03 ktms.