sábado, 16 de marzo de 2013

Senderismo por el Pico de la Garita

Ruta de senderismo por la parte oriental del Parque Natural de Sierra Espuña, en las proximidades de Alhama de Murcia. En concreto, subimos al Pico de La Garita que no sé si  se llama así por la construcción que hay en la cumbre, que es un puesto de vigilancia forestal y que, de garita tiene poco, más bien es un chalet individual, sin comunidad de vecinos y con inmejorables vistas.

Tras pasar Alhama de Murcia, dejamos la carretera que sigue para Mula y tomamos a la izquierda la carretera que se interna en el Parque y a poco más de 4 kilómetros dejamos el coche en un pequeño descampado junto a la carretera, conocido como Casa Forestal el Paleto, aunque yo no he visto ninguna casa.


Aquí comenzamos la ruta bajando un poco por la carretera que hemos venido y enseguida, en una curva, a la izquierda, tomamos la pista de tierra, cerrada para el paso de vehículos (pero no se bicicletas y senderistas) y señalizada como Senda del Paleto, que nada más empezar ya empieza a empinarse, para que vayamos calentando.

Un poco más adelante nos pasamos la senda que tenemos que tomar y tenemos que dar la vuelta, pero ha servido para ver el punto donde luego tenemos que llegar a la bajada.

Tomamos esta senda que transcurre la mayor parte entre una pinada y en alguno de los claros que hay, paramos para ver el paisaje, en el que destaca, allá al fondo en la lejanía (hay unos 8 kilómetros en línea recta) el Morrón de Espuña con sus instalaciones militares en la cumbre (inconfundible). Mucho más cerca vemos el Morrón Chico y por detrás las también famosas Paredes de Leyva.

Y frente a nosotros, mucho más cerca, lo que va a ser nuestro objetivo: el Pico de la Garita, con el edificio forestal en su cumbre y el cortafuegos por el que vamos a acceder hasta ella.

Seguimos por la senda en suave ascensión hasta llegar a este cortafuegos que habíamos visto, el cual se empina un poco más que el camino que llevábamos, pero son solo 400 metros, tras los cuales ya estamos junto al chalet.

Aquí, como es habitual, parada para descanso, reponerse y hacer fotos. Además de los picos antes citados, ahora vemos por el este el valle de Gebas, con su paisaje "casi lunar" y sin vegetación, la Sierra de La Muela (pero no La Muela que hay en Cartagena, aunque ésta última también se ve muy chiquitita) y la cara Norte de Carrascoy. A lo lejos y casi perdidas por la lejanía y la atmósfera contaminada, se distingen las siluetas de mis montañas preferidas: el Roldán, La Muela y, sobre todo, Peñas Blancas, con sus blancas paredes bien visibles desde aquí.

Iniciamos el descenso por la pista forestal que sale por el Oeste de la casa y seguimos por ella hasta llegar a un cruce en el que la pista continúa por la izquierda para llegar a la carretera asfaltada pero nosotros tomamos el camino de la derecha para rodear, por la cara Norte, el Pico de la Garita.

Tras una larga y suave bajada (en la que nos encontramos con algunos ciclistas), llegamos al collado donde dimos la vuelta cuando íbamos subiendo, y desde este collado seguimos por la izquierda por la llamada Senda del Agua  hasta llegar a una acequia con agua que cruza esta senda, a la orilla de un cortado.

En este punto nos volvemos para retomar de nuevo la pista por la que hemos subido, en dirección al coche. Poco antes de llegar a la puerta que da comienzo (en este caso, final) a la senda, encontramos un pozo junto al camino, aunque un poco en alto; no tiene brocal pero sí está vallado para evitar caidas.




Altitudes: Salida:  470 mts;  Máxima: 798 mts. mínima: 470 mts. ;  media: 648 mts.
Pendiente  Máxima: 36.9 %. Media:  12.7 %
Distancia:  9.81 ktms.