martes, 12 de marzo de 2013

Museo ARQUA de Cartagena 2

Pecios de época fenicia.

Desde finales del siglo XX (años 80), el Museo está trabajando en dos pecios hallados en la playa de la Isla (Mazarrón), que son hasta el momento los yacimientos subacuáticos de época fenicia más importantes del Mediterráneo Occidental y datan del siglo VII a.C.

Entre 1993 y 1995 se excavaron los restos de un primer barco, bastante incompleto. En las inmediaciones se encontró parte de lo que pudo ser su cargamento, destancando entre otros materiales, un escarabeo de esteatita montado sobre un anillo de plata, una punta de lanza de cobre y un cepo de ancla de plomo.



En este mismo lugar de la bahía de Mazarrón se encontró y excavó entre 1999 y 2000 otro segundo barco fenicio, éste completo y en buen estado de conservación. Aún conservaba el ancla junto a la proa y el cargamento en su interior, compuesto por un ánfora, un cesto de minero, un molino de mano de granito y un conjunto de tortas de mineral de plomo.

También se halló el abarrote: un conjunto de ramas entrelazadas empleadas para estibar el cargamento.

Para garantizar su correcta conservación, los restos de este segundo barco permanecen aún in situ y lo que se ha montado en la sala de exposiciones del Museo es una réplica exacta de él así como los materiales del cargamento y algunas partes de su estructura.

Colmillos de elefante fenicios.

Localizados en el Bajo de la Campana, en las proximidades de la Isla Grosa en La Manga del Mar Menor. Datan de los siglos VII a VI a.C.

Este yacimiento, conocido desde mitad del siglo XX, ha proporcionado hasta el momento los restos de al menos 3 barcos (uno de ellos de la época fenicia), de los que se han podido recuperar, además de los colmillos, diversos elementos cerámicos (ánforas y vajilla) y metálicos (lingotes de estaño).

La colección la componen un conjunto de 13 colmillos de elefante de la época fenicia, que atestiguan la llegada de marfil a la costa mediterránea de la Península Ibérica entre los siglos VII-VI a.C.

Cuatro de estos colmillos, además, tienen inscripciones fenicias grabadas con fórmulas dedicatorias tales como "de R mlk, humildemente".

La presencia de colmillos completos en nuestras costas supone una clara muestra de la vitalidad comercial de la época.