jueves, 21 de febrero de 2013

Senderismo Perin Peñas Blancas



Vuelvo a visitar la cumbre más elevada de por aquí, la de Peñas Blancas, en donde estuve no hace mucho tiempo pero en un día lluvioso y gris y que no pude hacer muchas fotografías. Hoy es todo lo contrario: hace sol y calor y no hay ni una nube (nada que ver con lo que dice el almanaque que estamos en invierno).

Esta vez uso otra ruta nueva para mí (tal y como me propuse hacer la vez anterior) y el resultado, pues es el esperado: me pierdo y acabo descubriendo nuevos caminos. La senda en sí parte desde el pueblo de Perín (poco más adelante del final del pueblo) y es en realidad el cauce de una rambla (rambla de los Jarales). Al comienzo hay un cartel que pone "finca Gonzalo 3,5 ktms.".

Lo que pasa es que al poco del comienzo hay una bifurcación y veo una flecha blanca, grande, pintada en las piedras, indicando hacia la derecha y yo, pues voy y le hago caso a la flecha y sigo por la rambla que no es. Afortunadamente, aunque hay algunas bifurcaciones más adelante, yo voy tomando la ruta buena.

Al poco rato ya me doy cuenta que por allí no debe de ser, pero decido continuar para ver dónde lleva y para no desandar todo lo que ya llevo andado. Para mi fortuna, me encuentro con un hombre cultivando su huerto y me guía un poco de cómo continuar y me confirma que por allí también se puede llegar a Peñas Blancas, pero dando más vueltas.

Al final se acaba la senda y subo por unos bancales, monte a través, evitando las altas pedrizas que no se pueden subir y llego a un collado desde donde ya se puede ver la cumbre de Peñas Blancas, el camino correcto que tenía que haber tomado y, para colmo de suerte, hay un camino que va a bajar y me va a llevar hasta allí. En estas situaciones me acuerdo que debería de tener un GPS y así me evitaría estos inconvenientes.

Bajo por ese camino que me lleva finalmente a la rambla por la que debería de haber subido y ya en ella, tomo a la derecha para empezar a subir de nuevo. Llego a la anunciada "Finca Gonzalo" que, aunque tiene una cadena para que pasen vehículos, sí se puede pasar andando.

Aquí es donde empieza la verdadera subida a la cumbre. Si ves el perfil de la ruta verás que parece un sombrero y ahora toca una empinada senda hasta la cumbre, corta (de poco más de un kilómetro) pero con más de 250 metros de desnivel hasta la cima.

Al final la senda, señalada con mojones de piedra pintados de blanco y bien visibles, acaba en el vértice geodésico de la cumbre que, por cierto, está habitado por 4 muchachos jóvenes que enseguida parten por la senda por la que yo he subido, para seguir su ruta.

Parada técnica en la cumbre para fotos y descanso. Visita al refugio que tiene la puerta abierta (será para que entre el sol). Como hoy no llueve como la última vez y aquí se está tan bien, me entretengo aquí más tiempo. En el refugio están los "libros de bitácora" de los que llegamos hasta aquí; hay comida, botiquín, gafas de sol y gorra; 3 literas que parecen cómodas y tiene una luz de leds alimentada con energía solar: casi dan ganas de quedarse aquí a vivir. Contribuyo a los víveres de la despensa con dos caramelos masticables que llevo; espero que a alguien le sean útiles y no tengan reparos en comerlos pues puedo asegurar que son totalmente comestibles; otra vez que venga traeré otras provisiones.

Estas fotos las tienes en el video.

Aunque el día es estupendo y se está muy bien aquí arriba, toca bajar pues hay mucho camino aún de regreso. Lo hago por la misma senda de subida, que sigue estando igual de empinada y que ahora, bajando, me provoca varios resbalones (en uno de ellos "aterrizo" y casi rompo la cámara de fotos que llevaba en la mano) y es que las zapatillas están pidiendo ya el relevo.

Al llegar de nuevo a la finca de Gonzalo, se acaba la fuerte pendiente y ya vuelvo al camino-rambla que, aunque sigue bajando, pero ya es mucho más suave. Esta vez sigo por la rambla correcta, muchas veces al sol y otras por zonas de umbría y humedad. Así llego al cruce que esta mañana tomé equivocado y sigo ya por el mismo camino que por la mañana hasta llegar a la carretera donde comienza (y ahora finaliza) la ruta, que no la rambla, pues ésta sigue para abajo hacia el Este, ahora con el nombre de Rambla de Peñas Blancas.





Altitudes: Salida:  210 mts;  Máxima: 596 mts. mínima: 208 mts. ;  media: 324 mts.
Pendiente  Máxima: 46.8 %. Media:  8.3 %
Distancia:  10.38 ktms.





No hay comentarios: