martes, 3 de junio de 2008

Ruta de Senderismo: Morrón de Sierra Espuña

Finca Caruana-Pozos de La Nieve.

Duración: de 6 a 7 horas.

Desnivel: cota máxima alcanzada 1.300 m. en los pozos y mínima en Caruana 800 m.

Dificultad: recorrido largo y con dificultad media, los primeros km. se realiza en constante subida durante unas 3 horas aproximadamente hasta alcanzar los pozos de La Nieve, el resto es en constante bajada hasta su final.

Consejos para la marcha: es un itinerario circular con principio y fin en el mismo lugar; se aconseja llevar ropa de abrigo si se realiza en invierno y otoño, ropa impermeable para las posibles lluvias, el calzado debe de ser bota tipo tréking o montaña, agua (encontraremos manantiales durante el camino) para los primeros tramos, gorra y por supuesto prismáticos y cámara de fotos: las vistas son impresionantes y muy bonitas.

Epoca aconsejable: cualquier época es buena pero es aconsejable en Primavera y Otoño.

EL RECORRIDO:

Iniciaremos el recorrido en la finca Caruana que se encuentra a unos 5 km. de Aledo, y desde allí tomaremos dirección Norte por una senda marcada con las señales de P.R. dirección a la casa del Purgatorio. Avanzaremos hacia el Noroeste hasta encontrar una cadena que nos da paso al Barranco de Enmedio viendo a nuestra derecha el Collado Pilón.

Empezaremos el ascenso por la carretera forestal llegando a un punto que encontramos una carretera estrecha que se sale del camino: ésta será la referencia para ascender por una estrecha bajada de aguas hasta la casa forestal. Bordeando la casa por su parte Norte se encuentra una senda de pedriza que termina en la casa de La Carrasca, una explanada con preciosas vistas del Valle del Guadalentín y a unos 50 m. se encuentra la fuente de La Carrasca (el agua es potable y muy buena).

Siguiendo hacia el Norte en un pronunciado ascenso encontraremos dos bifurcaciones: tomaremos la de la izquierda hasta llegar a una pista forestal ancha que tomaremos a la derecha. A unos 50 m. encontramos un cruce que tomaremos a la izquierda siguiendo en ascenso por el Barranco de la Carrasca dejando el Macizo Espuña siempre a nuestra derecha.

Siguiendo esta senda entraremos en un parque protegido que tiene unas puertas de troncos de madera que hasta hace poco estaban cerradas pero que ahora no existe ningun problema para acceder a este parque (si se va en silencio se podrá ver los arruis especie de cabra introducida por el hombre ),y ya por esta senda llegaremos a la cumbre.

Una vez allí tomaremos a la derecha para llegar en primer lugar al Pozo de La Villa y más adelante con el de Cartagena. Continuaremos dirección Este hasta llegar a la carretera durante unos 3 km. aproximadamente, a nuestra izquierda divisaremos la impresionante vista del Collado Mangueta y Barranco del Gallego.

La primera senda que se encuentra a la derecha señalizada con una cadena nos llevará directamente hasta la fuente de La Carrasca y desde aquí haremos el descenso por el mismo sitio por donde ascendimos.

Sierra Espuña es a menudo reconocida como una "Joya natural" de la Región de Murcia, es símbolo de recuperación forestal, belleza paisajística, lucha por la conservación de la Naturaleza y amor por su entorno.

La vegetación de Espuña es principalmente el pinar repoblado. Lo caracterizan tres especies: el pino Carrasco (es el más abundante), el Ródeno y el Negral. El encinar muy reducido aparece a partir de los 700 m. de altitud, matorral mediterráneo como la coscoja, enebro, lentisco, espino negral y genista. Formaciones especiales y mas reducidas como los sabinares de sabina negra y los caracteristicos culos de monja. En Los barrancos: olmos, chopos, sauces, madreselvas etc. En las zonas de cultivos encontraremos, nogales, serbales, fresnos, almendros, etc.

La fauna es variada: la ardilla, el jabalí, el azor (escaso), el arrendajo y el piquituerto o la culebra bastarda. En el espacio aéreo podemos ver el águila real, chovas piquirrojas, aviones roqueros. También el Arruí, y las huellas de escaso gato montés. Las fuentes y arroyos son punto de encuentro para la rana común, el sapo corredor o la culebra de agua.

Morrón de Sierra Espuña